La Historia Hasta Hoy

Historia Hasta Hoy

El 23 de agosto de 2012, se tomó la propiedad de la tierra.

Ese día llegamos con un par de tiendas de campañas, una pequeña estufa de camping para cocinar y algunas sillas y palets que habían sido recogidos del punto limpio del pueblo más cercano.

El pozo tradicional del que disponía la finca estaba seco y lleno de tierra en su interior, porque una tierra sin agua, es una tierra sin vida. Así que no quedo más remedio que meterse dentro y a mano, empezar a excavar. Después de excavar y sacar medio metro de tierra, lo único que allí había era granito.

la solución fue coger agua de otros pozos cercanos, y trasladar litros de agua cada día en carretilla hasta la finca. Ésto nos hizo aprender y sentir mucho respeto por las miles de mujeres en el mundo que tienen que hacer esto cada día, caminando kilómetros, para poder abastecer a sus familias.

Al cabo de unos meses decidimos hacer un pozo de sondeo a 100 metros de profundidad, y ahora gracias la generosidad de la tierra disponemos de agua limpia, fresca y hermosa cada día.

En Octubre y Noviembre, con ayuda de familia y amigos, se empezó con la obra de la casa. Tuvimos que excavar los cimientos a mano (nunca más!) y empezamos a colocar los primeros sacos de superadobe antes de que comenzase el invierno y las primeras heladas.

Volvimos en primavera y el huerto empezó a coger forma, también pode la higueras, olivares, manzanos  y dimos la bienvenida a nuestras primeras gallinas!

En verano del 2013 se empezó con los primeros cursos intensivos de superadobe con Barbara y Quique  de Domoterra, y durante este tiempo conseguimos que la estructura de los 4 domos quedase prácticamente hecha.

A partir de aquí es cuando empecé a aprender realmente sobre la belleza y la sencillez de la geometría sagrada como una guía para la construcción y sobre la sutileza y técnicas con elementos naturales.

En septiembre, tuvimos la gran suerte de dar la bienvenida a la Tierra a Illiona Khalili de New Earth UK (la mujer del arquitecto fundador de la técnica del Superadobe, Nader Khalili) y Tomasso Bazzechi de Domoterra Italia, quienes nos enseñaron a través de un curso a construir preciosos hornos de arcilla.

Como resultado, ahora disfrutamos en Finca La Tierra del horno mas bello y funcional del mundo 😉

Con los más de 70 estudiantes y voluntarios que pasaron ese verano por Finca La Tierra, podemos decir que el futuro como escuela se fue formando casi sin darnos cuenta. Un lugar de encuentro con persona con ideas afines, un sitio para crear para trabajar por un mundo más sostenible.

Después de pasar el invierno en climas más agradables,  volvimos rejuvenecidos a principios de la primavera del año 2014, ampliando el huerto, plantando más árboles frutales y planificando el resto del año.

Con más cursos de Domoterra, y una gran ayuda de voluntarios y estudiantes, se terminó totalmente la estructura de la casa y se comenzó con una nueva aventura, los revocos naturales y otras formas de construcción y diseño con tierra.

Experimentamos con ladrillos de adobe y con éstos construimos el  bonito gallinero. El aprendizaje nos sirvió para construir la primera piscina de superadobe estabilizada con cal conocida.

Con la experiencia de Paloma y Alfonso de Arquitectura & Color comenzamos a jugar con los revocos naturales utilizando por ejemplo arcilla roja de Zaragoza.

La alegría experimentada en esos días, la vida que cobraba Finca La Tierra gracias a los estudiantes y voluntarios, es lo ha hecho que este lugar sea un lugar tan bonito, tan mágico y tan interesante, y es lo hace que queramos dar la bienvenida a muchos más.

Terminando el secondo domo

Call Sam on +34 635 801051 to discuss your internship

or read about internships here